0

consejos limpieza verano

Consejos para la limpieza de verano del hogar

En verano debemos realizar una limpieza a fondo de la casa,  que la deje preparada para la nueva temporada, tan diferente del invierno en cuanto a las necesidades de climatización, textiles, uso de electrodomésticos, etc. Todo quedará preparado para que el verano sea esa estación más festiva y liviana, nuestra casa será un refugio climático y acogedor ante los rigores del estío. Debemos prepararla para que cumpla plenamente esta función.

Al tratarse de una limpieza integral, un repaso general y a fondo de todas las estancias y zonas de la casa, es un trabajo arduo en el que deberían colaborar varios miembros de la familia, o de lo contrario contar con el apoyo de empresas externas bien acostumbradas a estas tareas de limpieza del hogar, con los equipos y productos idóneos para cada caso y el personal más especializado y experto.

Aspectos a tener en cuenta

Los aspectos imprescindibles a tener en cuenta en estas limpiezas son, en primer lugar, aspirado y volteado de colchones, lavado de cortinas, limpieza de fundas de sofá, aspirado de sofás y sillas, limpieza y retirado de alfombras, cambios de ropa de invierno a verano en armarios, limpieza interior de armarios, cajones, repisas, altillos. Y muy importante, limpieza y puesta a punto del equipo de aire acondicionado.

Debemos organizar muy bien esta limpieza general del verano, con una agenda bien estructurada, haciendo acopio de los productos que vayamos a necesitar. Así, estableceremos un orden de fases de la tarea para cada cuarto, procurando seguirlo a rajatabla. Si lo consigues verás qué fácil es dejar cada estancia perfecta sin ningún olvido inconveniente. La limpieza general del verano es la ocasión perfecta para deshacernos de esas cosas que ya no nos sirven, esos objetos a los que nunca hemos conseguido darles un uso adecuado, o si son decorativos, que ya no nos gusten o que nunca nos han gustado lo suficiente…

Debes tener muy cerca una gran bolsa de basura, e ir echando todas esas cosas que no te han servido para nada y que tampoco lo van a hacer en el futuro, imagínate que la bolsa es la hoguera de San Juan y ¡Quémalas! No lo dudes, o volverás a encontrarte con esos molestos objetos otro año más, sin que te aporten nada. Si son objetos en buen uso pero que ya no necesitas, por ejemplo todos los que se utilizan en la crianza del bebé, puedes optar por regalarlos a amigos u ONG’s, o venderlos a través de Internet. Ambas son buenas opciones.

Despeja bien cada zona

Para limpiar bien cada zona, quitar el polvo, lavar con bayeta antiestática superficies y cajones, debes despejar de todo objeto esos espacios, tanto paredes como muebles, así la tarea será más rápida y fácil, y evitarás deterioro o rotura de objetos.

En el cambio de ropa de temporada, debes tirar y desechar la que ya no uses, y utiliza en los sacos y cajas contenedoras o baldas productos antipolillas perfumados, para que protejan la ropa de ácaros y polillas durante toda la temporada.

La limpieza de cortinas, visillos, estores, persianas y alfombras, podemos realizarlo nosotros mismos con la paciencia y pericia necesarias, o contar con la ayuda de empresas de limpieza que realizan estas limpiezas con facilidad y rapidez, retirando las alfombras para su completa higienización con los métodos adecuados anti-ácaros después de la temporada de invierno. Es el mejor momento también para pulir y abrillantar los suelos de madera. Se debe limpiar a fondo la cocina y sus electrodomésticos, con especial cuidado en la campana extractora y en el frigorífico, vaciando el congelador, retirando todo lo que ya no vayamos a utilizar o que esté caducado por fecha. Utiliza los productos adecuados anti-grasas que protejan las superficies y al mismo tiempo higienicen a fondo tu cocina para la temporada de verano.

Más información